Santiago 3

Al igual que el capitulo anterior tiene dos partes muy bien diferenciadas.
La primera va del versículo 1 al 12 donde se nos habla de esa parte tan pequeñita de nuestro cuerpo que es la lengua, pero que tanta importancia que el apóstol Santiago hace mención a ella como el timón de un barco, ya que puede dirigir nuestra vida en cualquier dirección.
Y aunque Santiago nos sigue hablando de la maldad que podemos hacer con nuestra lengua y de los difícil que es domarla, los versículos que a mí más me llaman la atención de esta primera sección del capitulo son los versículos del 9 al 12. V. 9 “Con ella bendecimos al Dios y Padre, y con ella maldecimos a los hombres, que están hechos a la semejanza de Dios”  y el V.12 “Así también ninguna fuente puede dar agua salada y dulce”. Yo creo que Dios quiere que seamos íntegros en toda nuestra manera de vivir.
No podemos olvidarnos nunca de servir con integridad a los hombres como le agrada a Dios.
Y esta idea la vemos reflejada también en la segunda sección del capitulo V.13 ¿Quién es sabio y entendido entre vosotros? Muestre por la buena conducta sus obras en sabia mansedumbre.” Sirvamos con integridad, dejando a un lado cualquier obra de la carne como celos, envidias o perturbaciones.
V.17 La sabiduría que viene del Señor es pura, pacífica, amables, benigna, llena de misericordia y de buenos frutos.
¿De qué está llena nuestra boca?, ¿Estamos sirviendo con integridad a los hombres?, ¿Estamos llenos de la sabiduría que viene del Señor?, ¿Estamos buscando la sabiduría que viene de lo alto?
Creo que estas son algunas preguntas que todos nos debemos hacer cada día.
Que el Señor nos ayude cada día a buscar su sabiduría y a vivirla.
Mamen TQ
Compartir esto:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR