Hebreos 12

El autor de este libro nos anima, y nos dice que  la vida cristiana es como una carrera, donde debemos poner todo de nuestra parte para llegar a la meta. No importa cuánto tardemos en llegar, lo importante es que lleguemos, aunque unos llegarán antes y otros después.
Puntos importantes para considerar en esta carrera:
1  . Despojarnos de todo peso y del pecado que siempre está allí asediándonos ( peso que muchas veces puede ser causado por algunas áreas de nuestro carácter, el cual nos impide correr con ligereza)
2 . Corramos  con paciencia la carrera que tenemos por delante. No nos distraigamos con las cosas del mundo . Una distracción en una carrera nos puede retrasar,  o hacernos caer y dañarnos.
3 . Puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual sufrió y pagó nuestras deudas por el pecado.
4. Muy importante,
 pongamos nuestra mirada en Jesús, pues Él nunca nos fallará.
Es cierto que cada uno de nosotros debemos ser ejemplo a los demás, pero nuestro modelo por excelencia es el Señor Jesús.
El murió y sufrió por nosotros.
5. Otro punto que me llama la atención es que Dios al que considera hijo lo corrige, disciplina, y castiga, no para destruirlo, sino para hacerlo volver al camino. Lo hace por amor.
6.  También se nos exhorta a vivir de acuerdo a la palabra de Dios, dejando y desechando toda raíz de amargura de nuestro corazón,  para que no  halla estorbo en nuestra comunión con Dios.
7. Por último, y termino con esto:
tengamos gratitud, y mediante ella sirvamos a Dios, agradándole con temor y reverencia; porque nuestro Dios es fuego consumidor.
Bendiciones hermanos
L. N.
Compartir esto:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR