Galatas 3

En este capítulo el Apóstol Pablo siente que la Iglesia le a defraudado porque parece ser que en un principio dieron muestras de haber creído en la obra redentora de Cristo Jesús y también recibieron el Espíritu Santo y todo por Fe, Pero después se dejaron seducir por otras enseñanzas que nada tenían que ver con el sacrificio de Cristo ni con la Fe, pues eran obras de la carne que nadie podía cumplir,
V, 6, Abraham creyó a Dios y le fue contado por justicia.
Las obras de la carne no nos salvan, pues es la fe la que nos salva, nuestra fe en Cristo y su gracia redentora.
Efs 2:8-9 Por que por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se glorié.
Todos somos iguales delante de Dios porque Él no hace acepción de personas sino que el Espíritu Santo se recibe por Fe y es la evidencia de la conversión a Cristo.
Dios no nos va a obligar a creer en El por los argumentos de Pablo sino por nuestra propia Fe y experiencia.
Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay; y que es galardonados de los que le buscan. Hebreos 11; 6, Cual es nuestro galardón? El Espíritu Santo, Lo buscamos con anheló? Que así sea. Amén.
                                                                                                María. C. M.
Compartir esto:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR