Efesios 4

Por lo tanto, yo, prisionero por servir al Señor, les suplico que lleven una vida digna del llamado que han recibido de Dios, porque en verdad han sido llamados.
                         Efesios 4:1
Como Pablo, la iglesia somos prisioneros de Cristo para llevar una vida digna del llamado de Dios. Hay un profundo deseo en el corazón de Pablo de que la iglesia crezca y madure en el conocimiento y amor de Cristo hasta ser hechos a su semejanza y no dejarnos llevar por otras influencias religiosas o mundanas. Pablo nos anima a ser humildes, amables, a tolerar las faltas los unos de los otros por amor, a ser honestos, pacientes, etc.
La pregunta en esta mañana es ¿Qué está reflejando mi vida en el hogar, con los hermanos, amigos, en el trabajo…? ¿Estamos llevando una vida digna del llamado de Dios? 
Seguramente no hemos alcanzado la perfección, pero Pablo dice _dejen que el Espíritu les renueve los pensamientos y actitudes para ser a la semejanza de Dios” v23,24. Esta acción debería ser diaria en nuestras vidas para poder alcanzar esta vida digna a la que fuimos llamados, una vida que se asemeja a Cristo y refleja quien es Él en todo lo que hacemos, pensamos y hablamos.
No olvidemos que ÉL nos identificó como suyos… para vivir para ÉL. El llamado nos mantiene unidos al Espíritu y nos hace vivir una vida digna para Dios alcanzando así nuestra salvación.
” Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención “
                       Efesios 4:30
 
NO OLVIDES TU LLAMADO
                                                                                        Jessy GP
Compartir esto:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR