Colosenses 1

Podemos ver que hay 3 partes:  1 saludo de Pablo y Timoteo, 2 oración y agradecimiento de Pablo, 3  Cristo supremo, reconciliación por medio de su muerte.
 Pablo le dice que siempre ora por ellos y agradece a Dios por la fe que tienen en Cristo Jesús, y por el amor hacia todo el pueblo de Dios, también agradece por el Espíritu Santo. Todo ello proviene de la firme esperanza puesta en lo que Dios les ha reservado en el cielo.
¡Que estupendo que nosotros tuviéramos la mirada puesta en lo que nos espera en el cielo! y que eso nos lleve a hacer lo que a Dios que agrada. Que bueno que ahora  nosotros  podamos orar unos por otros, que maravilloso. Cuando se conoce el evangelio ya no podemos seguir con la vida que llevábamos antes, mintiendo y haciendo cosas que no debemos. Las buenas noticias que le llegó a los colosenses dio fruto en todas partes. El cambio de vida que Dios produce en nosotros, Pablo fue el que les hablo de la verdad de la maravillosa gracia de Dios, casi todos hemos tenido alguien que nos ha invitado o hablado del Señor.
Después viene lo que yo desearía para mí, supongo que vosotros también, les pide a Dios que le dé pleno conocimiento de su voluntad. Si quieres conocer la sabiduría y comprensión espiritual, para que anden como es digno del Señor, dándole gloria en todo, irán creciendo a medida que aprendan a conocer más y más a Dios, también con todo el glorioso poder de Dios para que tengan toda la constancia y la paciencia que necesitan. Su deseo de que estén tienes con gozo y siempre da gracias al Padre. Cristo es la imagen visible del Dios invisible, no es una creación de Dios. Él ya existía antes de que las cosas fueran creadas, mantiene unida toda la creación por medio del Dios, Él creó todo lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver, y las que no podemos ver. Cristo también en la cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo. Antes estaban lejos de Dios como nosotros eran sus enemigos, estaban separados de él por sus malos pensamientos y acciones pero Dios nos reconcilió mediante la muerte de Cristo, nos ha trasladado a su presencia y ahora son santos libres de culpa y pueden presentarse delante de Él, sin ninguna falta.
Este mensaje se mantuvo en secreto durante generaciones y el secreto es ese: Cristo vive en ustedes, eso nos da la seguridad de que participaremos de su gloria.
                                                                                       María Ángeles C.V.
Compartir esto:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR