1 Corintios 5

Pablo es muy claro y muy tajante, con el pecado en la Iglesia hay que serlo, y más aún en el liderazgo.
El versículo 5 dice hablando del “creyente que vive en pecado” que: el tal sea entregado a Satanás para destrucción de la carne, a fin de que el espíritu sea salvo en el día del Señor Jesús.Vemos que la disciplina en la iglesia siempre debe tener la intención de restaurar y nunca de vengar ni condenar.
El versículo 6 dice que no solo consienten el pecado, sino que encima “se jactan de él”, se enorgullecen de tener a esa persona entre ellos.
El versículo 7 dice que Jesucristo es nuestra Pascua, dice: “limpiaos” = santidad. El final del versículo 8 dice la NTV “sinceridad y verdad”. Estas tres palabras en “negrita” son elementos claves en la vida cristiana, y eso subraya y explica Pablo.
En el versículo 9 dice que ya les había escrito una carta anteriormente, aunque por lo visto no le habían entendido🤦🏽🤦🏽🤦🏽🤦🏽.
 Lo que quise decir es: no se relacionen con ninguno que afirma ser creyente y aun así se entrega al pecado sexual o es avaro o rinde culto a ídolos o insulta o es borracho o estafador. Ni siquiera coman con esa gente.
 12 No es mi deber juzgar a los de afuera, pero sí es responsabilidad de ustedes juzgar a los que son de la iglesia y están en pecado.
Pablo es muy claro y contundente. El problema es la inmoralidad, la hipocresía y la mentira, decir que somos cristianos y no serlo de verdad.
 Pablo es muy tajante, no quiere que el creyente tenga relación con alguien que diciendo ser creyente viva en pecado.
 Dios nos ayude a vivir en integridad, sinceridad y verdad. 💪🙌🎯
                                                            Ezequiel Bernal
Compartir esto:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR