1 Corintios 4

El Señor, a través del apóstol Pablo, nos sigue enseñando acerca de que debemos considerar a los demás y considerarnos a  nosotros mismos como servidores de Dios y que seamos fieles administradores de lo que El nos ha encomendado.
Nos enseña a no juzgarnos entre hermanos, porque podemos equivocarnos y pecar al hacerlo, puesto que el único que puede juzgar verdadera y justamente es nuestro Dios.
Él es quien nos conoce en verdad, como también conoce las intenciones del corazón de cada hombre.
Debemos vivir realmente la palabra de Dios e imitarlo, para que podamos ser imitados por aquellos que nos escuchan hablar del Señor.
Recordemos:
-Seamos Fieles
-No juzguemos a los demás.
– No tengamos un concepto más alto de nosotros por encima de los demás.
-Seamos humildes. -Seamos de buen ejemplo viviendo la palabra del Señor.
Y que El Señor nos ayude a lograrlo hermanos!
Bendiciones!
                                                                                   Flor
Compartir esto:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR