1 Corintios 2

Proclamando a Cristo crucificado
1 Corintios 2
1 Así que, hermanos, cuando fui a vosotros para anunciaros el testimonio  de Dios, no fui con excelencia de palabras o de sabiduría.
2 Pues me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, y a éste crucificado.
3 Y estuve entre vosotros con debilidad, y mucho temor y temblor;
4 y ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder,
5 para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios.
La verdadera Sabiduría
Aquí Pablo nos enseña,que la Sabiduría que Salva,es imposible de alcanzar por nuestro propio razonamiento.
Y no es que Pablo menosprecie la Sabiduría del hombre,ni mucho menos.
La sabiduría del hombre,es importantísima, para muchas cosas determinantes en la vida.
Pero Pablo sabe,y lo sabe muy bien,que la sabiduría humana, no es suficiente, a la hora de una reconciliación con Dios.
Versículos 12 y 13
Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido,
Lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual.
Solo la podemos recibir, mediante
Revelación Divina.
La Sabiduría que Salva,viene de lo alto.
No viene del hombre,viene de Dios.
14 Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente.Oímos palabras humanas.
16 Porque ¿quién conoció la mente del Señor? ¿Quién le instruirá? Mas nosotros tenemos la mente de Cristo.
El hombre Natural,la rechaza,
porque no la entiende,y no la entiende, porque quizás, no ha tenido un encuentro con el Espíritu Santo,o simplemente,No la considera importante para su vida.
El testimonio del Espíritu Santo,es superior al de la razón humana. Nunca las palabras de nuestro Dios podrán echar raíces en el corazón del hombre,si no han sido selladas,por la obra de convicción
del Espíritu Santo.
Acerquemos a los demás,con sencillez,y
Recurramos a la Sabiduría que perdona,reconcilia,y da vida Eterna.
Cosas que ojo no vio, ni oído oyó,
Ni han subido en corazón de hombre,
Son las que Dios ha preparado para
os que le aman. 1 Corintios 2:9
Para ti,y para mí.
                                                                                                           Inma Ríos (Tata)
Compartir esto:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR