1 Corintios 14

Cuan importante es el amor!! El Señor nos manda que nos amemos como Él nos ha amado. La Biblia dice que en esto conocerán que somos los discípulos, en el amor de unos a otros. El capítulo anterior culmina con el amor y este empieza diciendo que sigamos el amor.
 Perdonad mi atrevimiento pero estando en la costa me surgió un problema y le abrí mi corazón a Dios, en un culto Dios me llevó a arrepentirme de mis pecados. Fue su misma presencia la que hizo posible que mi problema personal fuera liquidado. Porque os cuento esto? Porque cuando Dios me bendice y me renueva siento la necesidad de orar por vosotros.  Otro atrevimiento es que yo también deseo algo de lo mismo que deseaba San Pablo, que todos hablemos en lenguas. También deberíamos desear el profetizar, pues si alguien habla en lenguas a Dios  se edifica a sí mismo, pero nadie le entiende. En cambio, el que profetiza fortalece a otros, los anima y consuela. Una palabra de profecía fortalece a toda la Iglesia. Cuando nos reunimos uno ora, otro enseña, otro tiene revelación, otro habla en lengua, otro interpreta… Cada cosa que hacemos glorifica a Dios y fortalece a los demás.
No más de dos o tres deberían hablar en lenguas al mismo tiempo, mejor en orden de uno  en uno y que alguien interprete. La Biblia nos insta que seamos maduros en estas cosas y  que seamos niños en cuanto a la maldad.
María Ángeles C.V.
Compartir esto:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR