1 Corintios 13

La preeminencia del amor.
Un excelente capítulo que nos habla de tres cosas muy importantes para el desarrollo de la vida cristina y que sin ellas sería difícil permanecer en el camino del Señor. La Fe. La Esperanza y El Amor. Aunque en este capítulo se le da casi toda la importancia al amor. Amor ágape. Amor filo y Amor eros. Pero no debemos hacer divisiones de esta palabra de solo cuatro letras que lo abarca todo y que podemos expresar siempre ayudando a los demás sin importar las circunstancias. Y hacerlo de corazón.
Si no lo hacemos de corazón ya podemos hacer lo que sea, que será como algo que hace mucho ruido pero que de nada aprovecha.
El amor es un sentimiento que tiene que brotar de lo más profundo del ser humano. Y que podíamos decir en otras palabras como. Dar sin esperar nada a cambio. Por encima de las circunstancias: Todo lo sufre, Todo lo cree (La fe.), Todo lo espera (La esperanza),Todo lo soporta. A veces es difícil amar a quien te ha hecho daño o no se ha portado bien. Pero aunque sea difícil tenemos que poner en práctica el soportar a a pesar de lo que nos hayan dicho o hecho
, Todo se acabará pero el amor, la fe y la esperanza permanecerán pero lo más importante será el Amor.
El amor Es sufrido. No tiene envidia no busca beneficio. No presume de ser una persona que ama para que los demás lo vean. No, el amor es el sentimiento más sincero que se puede dar y a la vez que lo das, vuelve a ti. A todos nos gusta ser amado. Y pienso que debe ser muy triste no tener quien te quiera o a quien amar, no tener un amigo. Hoy día mucha gente muere sola y abandonada sin tener a nadie que les ame en los días finales de su vida. Y más triste todavía es morir sin conocer la grandeza del amor de Dios.
Vers 12 “Ahora vemos por espejo, oscuramente; mas entonces veremos cara a cara…” Por la fe creemos que un día estaremos con El Señor y veremos las cosas claras. Cosas que hoy no entendemos, allí serán expuestas de manera que nuestra curiosidad será satisfecha.
Y nuestra esperanza de hoy día se acabará, la veremos realizada cuando estemos en la misma presencia de Dios.
Vers 13: “Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor”
A todos nos gusta sentir el amor de los demás. Pero no podemos olvidar el versículo de Lucas 6:31: “Y como queréis que hagan los hombres con vosotros, así también haced vosotros con ellos.”
Y termino con los versículos de Marcos 12, que lo explica bien clarito.
29 “”Jesús le respondió: El primer mandamiento de todos es: Oye, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es. 30 Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento. 31 Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que éstos.
32 Entonces el escriba le dijo: Bien, Maestro, verdad has dicho, que uno es Dios, y no hay otro fuera de él; 33 y el amarle con todo el corazón, con todo el entendimiento, con toda el alma, y con todas las fuerzas, y amar al prójimo como a uno mismo, es más que todos los holocaustos y sacrificios.”
Hermanos(as) El amor es lo más hermoso que Dios ha puesto en nuestras vidas. Y que sin medida él nos da. Demos también nosotros amando primeramente a Dios y después a los demás. Todo terminará pero el amor permanecerá para siempre.
María Isabel B.
Compartir esto:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR