1 Corintios 12

Los dones del Espíritu Santo son especialidades dadas a los hijos de Dios para edificación del cuerpo de Cristo, no vendrán a nosotros si no presentamos un sacrificio vivo en nuestros cuerpos (Romanos 12:1)
Son poderes que Dios nos da a los creyentes para hacer lo que El  nos llamo hacer.
En 1ª cor. 12:1 dice el Espíritu Santo reparte los dones a quien quiere no debemos dejar dormir nuestro don. Dios quiere que Le sirvamos obediente mente fuimos llamados a servirle, por lo tanto El nos dará lo que nos haga falta para realizar la tarea, lo principal es servir a Dios y anunciar las buenas nuevas de salvación.
El apóstol Pablo dijo: que todos los dones del Espíritu son igualmente validos, pero no igualmente valiosos su valor está determinado por su importancia para la iglesia. El pone como ejemplo el cuerpo humano que tiene muchos miembros y cada uno su importancia. Todos los creyentes somos miembros del cuerpo de Cristo y por lo tanto debemos servir juntos para que el cuerpo funcione bien. Todos los dones del Espíritu deben trabajar juntos para poder desarrollar el total potencial de la iglesia.
Los dones del Espíritu son dones de gracia y todo debe estar controlado por el amor que es el mayor de todos los dones (1 corintios 13)
                                                                         Kary
Compartir esto:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR